miércoles, 7 de septiembre de 2016

Sin duda...



Indudablemente, no podrás negar, acéptalo, sin duda alguna, son enunciados estúpidos que me provocan no querer leer más el texto en el que están puestos. Puedo soportar faltas de ortografía, incluso algunas descomunales, pero enfrentarme, generalmente al inicio de algún texto, con este tipo de prepotentes aberraciones me resulta vomitivo (no exagero). Además, porque esa cuestión que no acepta dudas ni cuestionamientos y que todos debemos aceptar como verdad universal es una babosada gigantesca.

Pero esto no es mas que un botón de muestra que ilustra la forma en que casi todos quieren imponer su punto de vista a los demás, porque no cabe duda de que las cosas son así sino de esa otra forma, todos debemos aceptarlo. No hay duda alguna.

Así las cosas, puede uno también encontrarse con un texto que además de los citados enunciados tenga infinidad de faltas de ortografía. El horror, no cabe duda para personas obsesivas como yo.

Yo y mis amarguras.