viernes, 12 de febrero de 2016

Para ti, desde adentro

Cantarte una canción o escribirte algo, es obsequiarte una parte de mi alma. Cantarte desde adentro, con todo mi ser, concentrado y sin mirarte para que los sentimientos no dominen mi voz y todo se vaya a la mierda; decirte todo con una canción. Escribir palabras buscando sean precisas y te digan eso que quiero que sepas, aunque sé que lo sabes, o eso espero; pero no quiero que lo olvides: un acuerdo más íntimo de alma a alma. Es darte algo que ha salido de mí con el único propósito de hacerte saber que te amo, de recordártelo. A mi manera, con todos mis monstruos, con toda la mierda que aun cargo y que no se va aunque trate de tirarla. Con mi amor cursi, encimoso y demostrativo, con mis manos que no se pueden estar quietas cuando estás junto a mí, ni mi boca, que te sigue buscando como si sólo lleváramos unos pocos días juntos, con toda mi lujuria pervertida volcada sobre tu cuerpo, con mis fetiches y mis prejuicios, con mi amor sencillo y torpe; con lo ofendido que me siento cuando no me dejas expresarlo a mi manera.


Te amo como sé, de la única forma en que puedo hacerlo, desde el fondo de mi alma.

Load disqus comments

0 comentarios