jueves, 4 de febrero de 2016

Crónicas de Google+ (quinta parte)


Estoy feliz en Google+, mi amigo tenía razón. Hay decenas de comunidades virtuales donde chicas inseguras o exhibicionistas se esfuerzan por tener miles de seguidores que las adulen y les digan lo hermosas y brillantes que son. No tienen que esforzarse, sólo hay que postear una imagen con una buena frase y comentarla, demostrando empatía y sabiduría. Cientos de chicas de las que puedes volverte su “amigo”. Una mina de oro, el paraíso de los calenturientos y los rechazados. Sólo hay que ser amigable y atento, llenarlas de halagos y ser constante, para dejar que el tiempo haga su trabajo. También buscar buenas frases, buenos chistes y buenos videos: que vean que también soy culto.

Todo aquí está de coser y cantar, sólo hay que estirar la mano y recoger lo que llega solo. Saludar y halagar, lamerles el culo (ojalá fuera real) y hacerlas sentir las personas más bellas e inteligentes sobre la tierra. Amiga linda, amiga hermosa, amiga bella, besos, besitos, muakkkkks. Y todas te replican que eres un lindo, un buen amigo, incluso me han llamado caballero. Si supieran que me masturbo varias veces al día con sus fotos, imaginándolas como protagonistas de mis películas mentales, donde les hago lo que quiero y soy el gran amante, donde me aman porque soy eso que necesitaban. Porque está claro que necesitaban algo para exhibirse como lo hacen.

Pero al menos yo tengo 25 años, porque hay viejos verdes de cuarenta, cincuenta o más años dizque haciéndose amiguitos de estas chamaquitas vacías. Una vez me dio morbo sobre uno de estos tipos, porque es “amigo” de las mismas niñas de las que soy amigo. Él es un señor como de 50 años, pero en su perfil sólo tiene agregadas a chavitas, que van desde los 15 hasta los 30 o 35, que es cuando ya empiezan a verse viejas las mujeres por más que se esmeren con el maquillaje. Pinche viejo puerco, en la vida real ninguna de esas linduras quisiera dirigirle la palabra ni voltearlo a ver. Nada más se la pasa poniendo comentarios para parecer que es un tipo culto y educado, a mí se me hace que es un pendejo que sólo quiere ver si se liga a una de estas niñas preciosas.

Ohhhh dios, la nueva foto de María. Mamasiiiiiiiiita.

Load disqus comments

0 comentarios