viernes, 14 de marzo de 2014

Originalidades


Fuimos a ver Her la semana pasada (ahora antepasada). El primer guión original que filma Spike Jonze. La verdad es que tenía muchísimas ganas de verla (el tráiler me atrapó), y, afortunadamente, me dejó muy satisfecho. Pensaba antes de ir a verla: Cómo va a resolver este asunto del amor por un Sistema Operativo, de forma que sea creíble. Yo me lo creo. De hecho, me parece demasiado coherente todo su relato.

Había disfrutado de dos magníficas películas dirigidas por el señor Jonze, claro que ambas con guiones del magistral Charlie Kaufman (Quieres ser John Malcovich y El ladrón de orquídeas (Adaptation)). Después dirigió la adaptación de Donde viven los monstruos (Were the wild things are). Su trabajo ya fue reconocido merecidamente con el Oscar a mejor guión original. Pienso que es una película redonda. Donde todo fluye de la mejor manera.



Pero bueno, este escrito no tiene tanto que ver con Her, aunque a quien no la ha visto se la recomiendo muchísimo. Más bien, el ir a verla, me incitó a comentar un poco sobre esas historias magníficas, esos guiones de verdad “originales”, que hacen que las 2 horas que pasaste en la sala de cine, valgan demasiado la pena. Esas películas con historias perfectas e inéditas.

Historias como Old boy de Park Chan Wook, El origen (Inception) de Cristopher Nolan, o Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Eternal sunshine of the spottles mind) de Michel Gondri, Hable con ella de Almodóvar, Pulp fiction de Tarantino (bueno, casi todo Tarantino), Abre los ojos de Alejandro Amenábar, Pi de Darren Aronofski o El reino bajo la luna (Moonrise kingdom) de Wes Anderson, por mencionar sólo algunos de estos grandes filmes, realizados sobre una premisa original, salida únicamente de la cabeza de un guionista.

Hay varias más. ¿Cuáles recuerdan ustedes?rma que sea creder te llama indio.ma indpap coml nombre antes.e sperativo de forma que sea cre