martes, 18 de marzo de 2014

Cerdos


Le dice una mujer a otra: -Las mujeres somos tan estúpidas. -Pero porqué dices eso, le contesta molesta la otra mujer. -Pues es que por 200 gramos de chorizo nos llevamos el puerco completo.

Alguna vez le conté este chiste a mis alumnos, y desde el fondo del salón una chica desenfadada gritó: ¡¡¡A mi ni 50 gramos me tocaron profe!!! Y a veces así pasa.

Por qué comienzo con este “maravilloso” chiste feminista. Me explico: Muchas mujeres dicen; algunas por experiencia, otras mas por despecho, otras, sólo por repetirlo: que todos los hombres somos unos cerdos. Y creo, después de más de 30 años de convivir con mi género, que sí lo somos. Claro está, que algunos son mucho más cerdos que los demás, incluso deben oler.

Sé que quienes defienden a los animales se enfadarán por el comparativo, pero intento no ofender a los puerquitos, que me parecen muy agradables. La verdad es que no sé de que otra forma referirme, cuando veo y leo la sarta de estupideces que escriben otros hombres en los perfiles y publicaciones de mujeres:

-Hermoooziiziima
-Que Linda eres Muñequita, feliz noche y dulces sueños Preciosa!!! :-*
-mis hojos se hacen pequenos por tanta belleza
-Hola' preciosa
-que hermosa eres cariño

¿De verdad creen que se van a ligar a alguien? ¿O que a una mujer le interesa que le digan: mamacita, ricura, preciosura, etc? ¿O que alguien tiene interés de conocerlos? ¿buscan novia virtual? Las mujeres bellas saben que lo son, no necesitan que nadie se los diga. La verdad es que me parece de pena ajena. Demasiado patético. El casanova imparable en acción, qué risa.

Me parece una nefasta penitencia por ser atractiva. ¿Quieres ser guapa? Bien, pero deberás soportar a cuanto hombre/cerdo se le ocurra faltarte al respeto, verbal o físicamente. Caminar por la calle con el pensamiento de que en cualquier momento algún desubicado puede nalguearte porque se le antojó hacerlo, sólo porque quiso.

Dicen que los hombres pensamos no sé cuántos cientos de veces en sexo en un día. Así nos hizo dios, qué le vamos a hacer. ¿Pero hace falta comportarse así? como cavernícolas, sin un mínimo de educación o urbanidad, sin una pizca de sentido común.

Aunque también hay que decir que a muchas mujeres sí les gusta leer o vivir esto. Sí las hace sentir especiales, les llena el ego. Muchas alimentan a la bestia con fotos sexosas, en su pose más sexual, carnada fresca ofrecida sin costo.

Muchas veces me he avergonzado de ser hombre. He visto cosas que me hacen sentir desprecio por mi género. Porque sé que ese cerdo también vive dentro de mí. Porque también yo miro un escote prominente o unas nalgas bien formadas, y disfruto viéndolos. A veces, incluso, los ojos posados sin recibir orden, en automático. Ahí está el cerdo, dominado sólo por elementales reglas de urbanidad y convivencia; de lo que es o no permitido, de lo que es bien visto y lo que no.

No sé si he dicho precisamente lo que quería decir, pero ya no hayo la forma de ponerlo más presentable.