miércoles, 5 de febrero de 2014

Sobre el señor Hoffman


Creo que la primera vez que lo vi fue en Perfume de mujer (Scent of a woman), como el rico cretino de la película. Lo recuerdo todavía muy joven en Patch Adams como el antipático y ñoño compañero de cuarto de Robin Williams. Pero fue hasta su papel en Nadie es perfecto (Flawless) en que tuve conciencia de su nombre y de su persona. Para ese entonces ya había también actuado en Boogie Nights, Happiness y El gran Lebowski, pero yo las vería hasta tiempo después. Magnolia, Embriagado de amor (Punch-drunk love) y Mi novia Polly (Along came Polly) contribuyeron a mi veneración para con él.

La verdad es que sentí una punzada en el estómago cuando Tamara me avisó que había muerto. Y al saber el motivo, lo recordé en A Liza con amor (Love Liza). Me resistí a creerlo. Y no me sorprende que nadie de quienes estaban presentes en ese momento supiera quien era Philip Seymour Hoffman, al menos no por su nombre. No son muchas las películas que protagonizó, tenía más bien papeles increíbles en roles secundarios.

Uno de los consentidos de Paul Thomas Anderson, trabajó con algunos de los mejores directores de la actualidad; desde los Coen y Todd Solondz hasta George Clooney o Cameron Crowe. Y como sucede con los grandes actores después de un gran papel o de ganar un Oscar, viene el llamado a un blockbuster. Después de encarnar a Truman Capote,  vino el villano de Misión Imposible 3.

Son bastantes las pel  son muchos os papeles s que participeneracior eso sent a un blockbuster. Despudy de su persona. al menos no por su nombre. ículas entrañables en las que participó. Es mi actor favorito. Por eso sentí tanto la malanueva. Por eso lamento su muerte.