jueves, 26 de septiembre de 2013

Recuento de daños


Hace 3 meses que abrí este espacio virtual, que publiqué mi primer escrito en lasletrasdelgilo, escrito que me tomó como 2 semanas redactar. Tengo un sabor agridulce en mi ser, más dulce que agrio, hay que decirlo. La verdad no sé cuánta de la gente a la que invité a leerme lo ha hecho. Pero serán muy pocos. Sólo tengo la certeza de Ileana Maya, una buena amiga. Los que lo han hecho no han dejado ningún comentario, o rastro de haber pasado por ahí.

Por otro lado, sé de gente - de la que no tenía la menor idea que existieran – que lee lo que escribo, y que además les gusta hacerlo. O al menos esa es mi percepción. Eso es satisfactorio, muy satisfactorio.

Personalmente, el blog es un éxito, ya que al menos hasta ahora, no he dejado de publicar. Ya sé que esto apenas comienza. Pero una de las razones más fuertes para hacerlo, de hecho, la principal, fue para obligarme a escribir. Para obligarme a escribir al menos una vez a la semana. Para dejarme de rodeos y decir lo que quiero sin tener que quedar bien con nadie (todo esto está escrito en esa primera publicación). Han pasado 14 semanas y llevo 18 entradas, de las que únicamente hay 2 textos reusados, pero son míos, que eso es lo que importa; así que creo ir por la ruta correcta. Ya incluso he colocado la opción para que les lleguen las entradas por correo, como leí que debe hacerse.

Un fuerte abrazo a Ileana Maya, a Diego Gómez, a Ariff Shanna, a Tania Mariposa, a Yola Luna, a Marta Rosa, a Alberto Rafael León, a Mónica Lorena, a Naysha Edo, a Ximena Chinaleong, a Fernando Serna, a Alejandra Sanders, a Amelia R, a Isaías Medina, a M. Miyares, a Jon K, y sobre todo a Helena Cejuela y a Jessica Marrero, gracias por leer, gracias por compartir.

Y por aquí nos seguiremos viendo.

Load disqus comments

12 comentarios